Mi vestido de novia para el matrimonio civil

Mi vestido de novia para el matrimonio civil

julio 19, 2018 7 Por Polina

Me casé por lo civil seis meses antes de mi matrimonio religioso, lo hicimos en el jardincito de una casa de té super linda en Miraflores.

Demoramos mucho con los trámites y para separar la fecha, por lo que faltando un mes para la boda yo no tenía vestido. Fuí a buscar vestidos en algunas tiendas de Lima, pero la verdad es muy difícil encontrar vestidos hechos en esta ciudad y lo confirmaron mis invitadas (que también sufrieron para encontrar los suyos).

Al igual que el vestido de novia de la ceremonia religiosa, el vestido me lo hizo la señora Esther, llegué a su taller  menos de un mes antes de la celebración de la ceremonia civil y le pedí que me hiciera ambos vestidos y accedió.

Yo había buscado modelos para mi vestido del matrimonio civil, pero no encontraba nada que me convenciera al 100%, solo me gustó un vestido vintage (como podrán ver me encanta el vintage) que encontré en Ebay:

 

Hablamos con la señora Esther y decidimos buscar las telas para ambos vestidos (para el matrimonio civil y el religioso) el siguiente fin de semana, pero durante la semana recordé un vestido  que siempre me había gustado y era el vestido blanco que Carrie Bradshaw utilizó en la primera película de “Sex and The City”.

Aunque Carrie solo usa el vestido por unos segundos en la película, recuerdo que este vestido me impresionó desde la primera vez que lo ví (como mi esposo jajajaja), así que le pedí a la señora Esther que me hiciera algo inspirado en este vestido (lo único que le pedí es que sí o sí tuviera la hoja dorada en el hombro y que eliminara la abertura en la parte frontal de la falda del vestido). Así fue como quedó (disculpen si las fotos están cortadas, pero tuve que retirar a mi esposo y a los invitados y casi no tengo fotos sola de ese día):

Finalmente, opté por llevar el cabello recogido para que la flor blanca y la hoja dorada resaltaran y el maquillaje en tonos dorados como los bordados del vestido. Casi no llevé joyas, salvo uno pequeños aretes que mi mami hermosa me regaló y mi anillo de compromiso. 🙂

Realmente, guardo una bellísimo recuerdo de mi boda religiosa y de mi boda civil, ambas ceremonias fueron exactamente como las soñamos mi esposo y yo (aunque en el camino casi lo vuelvo loco jajajaja), de solo recordarlas se me sale la lagrimita de la emoción. Aquí unas fotos del lugar donde celebramos la ceremonia y el brindis posterior:

 

Ah me olvidaba de contarles, como no usé el modelo del vestido de gasa verde (el que encontré por Ebay), mi hermana menor se mandó a hacer el vestido para mi boda religiosa, con fe me lo presta para algún evento porque es muy muy bonito.

Besos,

Polina